MEDIO AMBIENTE: 5 pasos para que las industrias se encaminen hacia las cero emisiones netas

  • Las cero emisiones netas para 2050 no pueden lograrse sin acelerar radicalmente la descarbonización de las industrias pesadas.
  • El primer Net Zero Industry Tracker del Foro Económico Mundial, desarrollado en colaboración con Accenture, revela la escala del desafío y arroja luz sobre cómo las industrias pueden encaminarse hacia el cero neto.
  • Si se resuelven las carencias de datos, se mejorará la visibilidad de las palancas de solución y se acelerará el ritmo de progreso.
  • Las acciones que harán avanzar las tecnologías, las infraestructuras, las señales de demanda, las políticas y las inversiones necesarias para el éxito del cero neto son aún más urgentes.

Un problema a escala industrial…

En la actualidad, los sectores industriales representan casi el 40% del consumo mundial de energía y más del 30% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. Las cinco industrias del acero, el cemento, el aluminio, el amoníaco, así como el petróleo y el gas, generan aproximadamente el 80% de estas emisiones. Se prevé que la demanda de energía y productos industriales aumente entre un 30% y un 80% más de aquí a 2050. Si la descarbonización de las industrias no se acelera radicalmente, las emisiones industriales no harán más que aumentar con la demanda. Esto significaría que la ambición mundial de lograr un nivel de cero de emisiones puede quedar aún más lejos.

…Requiere una solución de grado industrial

No habrá un futuro de cero emisiones netas si las industrias no se descarbonizan. Es imperativo comprender el alcance del reto, la variedad de oportunidades para los sectores industriales y hacer un seguimiento exhaustivo y coherente del progreso de la descarbonización industrial.

Con este fin, el Foro Económico Mundial ha lanzado recientemente el Net Zero Industry Tracker para aumentar la transparencia y acelerar la transformación industrial. Esta iniciativa ofrece un marco integral para el seguimiento del progreso de las industrias hacia el cero neto. Además, proporciona datos para informar a los líderes de la industria, a los responsables políticos y a los consumidores sobre las acciones más críticas y eficaces.

5 acciones para que 5 industrias alcancen las cero emisiones netas

A partir de los datos del informe inaugural del Rastreador, aquí hay cinco recomendaciones para los actores de las cinco industrias que más emisiones industriales producen:

1. Definir umbrales de producción de “bajas emisiones” para dirigir las trayectorias de descarbonización

Los objetivos de cero emisiones son necesarios para establecer ambiciones a largo plazo, pero son insuficientes para impulsar el progreso año tras año. Tanto para los materiales básicos como para el petróleo y el gas, las normas internacionales de sostenibilidad deben establecer umbrales de intensidad de las emisiones que fijen el aspecto de la producción de “bajas emisiones” en un mundo de emisiones netas cero. Estos umbrales deben ser independientes de la tecnología y tener en cuenta las diferentes especificaciones de los productos, como la proporción de clinker en el cemento o el contenido de chatarra en el aluminio o el acero. Para definir los umbrales dentro de cada sector, serán esenciales normas industriales como la Iniciativa de Gestión del Aluminio o el Acero Responsable, junto con la colaboración de múltiples partes interesadas (como las recomendaciones de la AIE para lograr sectores de la industria pesada con cero neto en los miembros del G7).

En la actualidad, en los cinco sectores, la brecha para alcanzar los umbrales de emisiones para 2050 que se indican en el escenario de cero emisiones para 2050 de la AIE es considerable.

2. Establecer una agenda de inversión público-privada para disminuir el coste de las tecnologías limpias

Muchas tecnologías de producción de bajas emisiones se han demostrado a escala y pueden reducir drásticamente las emisiones, por ejemplo, un -80% en el caso del gas natural, un -95% en el del cemento y el acero y un -100% en el del amoníaco. Sin embargo, estas tecnologías son mucho más costosas que las alternativas tradicionales. Al ritmo actual de desarrollo, las tecnologías de baja emisión de carbono no estarán comercialmente listas, y mucho menos serán competitivas, antes de la segunda mitad de la década, lo que significaría 2025 para el acero, y después de 2030 para el cemento y el aluminio. En el futuro, es probable que las economías de escala, los aumentos de eficiencia y las nuevas innovaciones reduzcan los costes. Pero esto sólo puede ocurrir si se desarrollan más proyectos a gran escala. Los sectores público y privado deberían unirse para multiplicar rápidamente estos proyectos en todo el mundo.

3. Promover la demanda de bajas emisiones de carbono y establecer transparencia y visibilidad entre los productores

La descarbonización de las industrias tiene unas necesidades de capital estimadas en más de 2 billones de dólares en gastos de capital para 2050. Estas inversiones sólo pueden materializarse si existe una demanda y unas primas verdes para los productos de bajas emisiones que permitan a los productores e inversores obtener los rendimientos necesarios. Hasta ahora, no se ha demostrado la voluntad y la capacidad de los consumidores para pagar las primas. Es fundamental que las partes interesadas del sector refuercen y amplíen las señales de demanda de productos de bajas emisiones. Los compromisos de los compradores públicos y privados son esenciales para dar visibilidad al volumen y al precio de los productos verdes (por ejemplo, la First Movers Coalition y la Clean Energy Ministerial IDDI). Las normas de etiquetado de productos con huella de carbono también pueden ayudar a diferenciar los materiales e incentivar a los consumidores a pagar primas.

4. Reforzar las políticas y regulaciones del cero neto para igualar las condiciones de los productores de bajas emisiones de carbono

Mantener la competitividad global es una prioridad absoluta para los líderes de la industria y los gobiernos. Los primeros en invertir en instalaciones de producción de bajo coste y bajas emisiones asumen un mayor riesgo de ver deteriorada su posición competitiva. Se necesitan marcos políticos estables y ambiciosos para igualar las condiciones e incentivar a las empresas a aventurarse en mercados con bajas emisiones de carbono, mientras que los gobiernos deben facilitar la aparición de otros económicamente viables. La fijación del precio del carbono, combinada con un mecanismo de ajuste en frontera, es un enfoque potencial que limita el riesgo de fuga de carbono. Otros son los contratos de carbono, la contratación pública preferente (como la ley Buy Clean de California), los mandatos de materiales o las cuotas.

5. Desarrollar mecanismos de distribución de riesgos, taxonomías verdes y financiación pública para reducir el riesgo de las inversiones y atraer capital

Mark Carney, ex gobernador del Banco de Inglaterra y enviado especial de la ONU para la acción climática y la financiación, declaró en Davos este año “Necesitamos una transformación energética de la escala de la revolución industrial a la velocidad de la transformación digital. Y por tanto, necesitamos una revolución en las finanzas”.

La necesidad de capital para descarbonizar las industrias es inmensa. Por ejemplo, el gasto de capital adicional necesario equivale a recapitalizar el 40% de la industria del acero. Para reducir la exposición al riesgo de las empresas y acelerar la entrada de capital, será fundamental contar con mecanismos innovadores de financiación y distribución del riesgo. Las asociaciones multilaterales entre el sector público y el privado, las empresas conjuntas entre industrias y cadenas de valor, las taxonomías de financiación sostenible y la financiación pública en forma de subvenciones, préstamos a bajo interés y en condiciones favorables, etc., son imprescindibles para atraer capital para los primeros activos a escala comercial.

Todo fuera significa todo dentro

Sin un cambio radical, las emisiones industriales aumentarán junto con la demanda de productos industriales. El mundo debe hacer todo lo posible para afrontar el reto de la descarbonización de la industria. Eso significa apostar por la transparencia y la colaboración. Sólo con un esfuerzo colectivo podrán las industrias alcanzar las cero emisiones netas.

Fuente: World Economic Forum

También te puede interesar:

Ya hemos agotado todos los recursos naturales de la tierra para 2022

Así es como las olas de calor pueden afectar la salud mental

Cómo pueden las empresas hacer frente a la contaminación por plásticos no reciclables

Compartir este post en:

0 responses on "MEDIO AMBIENTE: 5 pasos para que las industrias se encaminen hacia las cero emisiones netas"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

© Instituto INFODECH – Todos los derechos reservados

X